Te dejamos la primer parte sobre los peinados de hombres, entrá y descubrí que tipo sos de acuerdo a tu capocha.

El pelado: 

Los pelados son tipos que portan personalidades interesantes, de por sí suelen tener convicciones inclinadas a la metodología con la que ven la vida -sumamente loable- actitud con la cual a su pelada saben llevar. Aunque la contemporaneidad a comprendido a la calvicie como ícono homosexual (encontrado así a gays con este look en la joven adultez), siempre quedan pelados bien machos;  aún así no hay ningún otro carácter que marque la radical supremacía de la clave de la calvicie: la guita; todos los pelados tienen guita. Todos acá pueden hacer la prueba: metete a cualquier villa miseria, y trata de rastrear a un pelado (antes de que te linchen,   claro), no encontrarás uno en mil kilómetros a la redonda; porque es así… los pelados, tienen guita, tampoco andan ratoneando, casi siempre lo vas a ver relativamente bien vestidos, de cinturón y camisa; como si fuera poco, detrás de toda esa tormenta de facha, se esconde una sensacional e inteligente mujer (para su suerte, éstos se libran de que les aceche con el ojo pelotudísimas mentales, gatos berretas, chetas o caretas a las que él tampoco no puede ni ver).

El recortado:

El recortado es un ejemplar curioso, por lo general es poseedor de algún título de grado del cual se respalda, suele ser un gran trabajador, tan culto como eficiente, comprometido con su vocación u oficio, suele tener una vida netamente estructurada, su casa es el podio de la pulcritud y la limpieza, donde salpican de dádiva los pulidores, brilla pisos y cristales de primera mano, con su automóvil, es igual… se puede vislumbrar del brillo, cual faro, a cinco cuadras de distancia. Cuidado, estos especímenes suelen sorprenderte de vez en cuando aceptando una aventura (que no lo saque demasiado de su vida cíclica), o con algún acto de romanticismo infrahumano. Suelen ser hiper-celosos, conservadores, obsesivos, y sacan a la luz su furioso carácter cuando se sienten boludeados; algunos se contagian del principio: “gata flora”.

El pelo largo: 

Estos sujetos por más variantes que sean tienen tres fuertes caracteres en común: (1) pink floyd, (2) tienen una vida un poco más light que de la común, por alguna razón desconocida nada del perturba demasiado, nada es demasiado relevante para él y (3) tocan algún instrumento (o en algún momento de su vida la tocaron) cualesquiera quesea, puede  ser el saxo, la armónica, la batería, la flauta traversa (también cuenta la pandereta); se caracterizan por tener un fuerte despojo del troglodismo machista argentino, junto a una descodificación de culto hacia el género femenino, a ver… no es el tipo que le acomoda la silla a una mujer cuando se sienta, ni le abre o cierra la puerta del auto, menos la de los centros comerciales (pero esas porque son eléctricas), ni te piden un “permiso” cuando van a pasar por algún lugar, tienen un cumulo de nociones que parecen desconocer, igualmente la gran mayoría comprende de una sensibilidad que esta más halla de lo tangible, lo que justifica ciertas actitudes y comentarios colgados que suelen llevar a cabo.

Los del fleco:

Estos son los individuos poseedores de dramas internos, que son imposibles (hasta para ellos) de lidiar; tienen más de 30 años pero no pueden superar la adolescencia, siendo así se dejan el jopo para estar bien con ellos mismos, demostrando que (además de ser un terrible pelotudo) nunca ha crecido ni madurado jamás; la vida y los años se le pasaron en un eterno secundario. Suele estar lleno de amigas, si esta de novio la muchacha siempre tiene 10 años menos, pero por lo general suele estar soltero y se junta con otros pelotudos que no se peinan igual que él, pero le da igual. Dale unos años, ya crecerá.

El peinado:

Estos tipos tienen complejo de estrella de rock, y como plus, vienen de una familia de 26 hermanos donde mamá nunca le prestó demasiada atención, entonces eso a la calle fueron a buscar… Estos tipos, según el monto de cabello que tengan se pasan geles, spray, ceras, y otras cuestiones del mismo estilo para el pelo amoldar, se hacen crestas, rodetes, colitas, despeinados horrorosos, claritos, y cualquier tipo de pelotudes que siempre, pero siempre, les va a quedar mal. Por alguna razón que aún se desconoce tienen el ego por las nubes, y se creen interesantes, místicos, trovadores del vanguardismo, ¡Pelotudos! Vieron demasiadas propagandas del MTV de chicos, que les propiciaron un limaje exclusivo de neuronas que luego su estética lo manda a reflejar. No suelen tener mucha cultura o amor por el trabajo, tampoco una sólida estabilidad, están repletos de “copie & pegue” de frases y aforismos de autores y demás autoridades, porque algunos (como para completar viste) se la tiran de intelectuales, cuando sus ideas absurdas y sin sentido, junto a su cerebro vencido no valen ni un dólar a la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *